El Hada de Año Nuevo Cuento de Emilie Poulsson



Dos niños pequeños  estaban jugando un día, cuando un hada de repente apareció ante ellos y les dijo: "He sido enviada para darles regalos de Año Nuevo."

Les entregó a cada niño un paquete, y en un instante se había ido.

Carl y Philip abrieron los paquetes y encontraron en ellos dos libros hermosos, con páginas tan blancas como la nieve cuando recién cae.

Muchos meses pasaron y el Hada regreso nuevamente ante los chicos. "Les he traído a cada uno otro libro," dijo ella, "y tomaré los primeros para devolvérselos al Padre Tiempo que se los envió"

"¿No puedo quedarme con el mio un poco más?" -preguntó Philip. "Recién he pensado en el últimamente. Me gustaría pintar algo en la última hoja que se encuentra abierta."

"No," dijo el hada; "Debo tomarlo tal como esta."

"Me gustaría mirar el mio sólo una vez más," dijo Carl; "Sólo he visto una página a la vez, ya que cuando la hoja se vuelve se pega rápido, y nunca puede abrir el libro en más de un lugar cada día."

"Podrás mirar por última vez en tu libro," dijo el hada ", y "Philip, en el de él." Y encendió para ellos dos pequeñas lámparas de plata, a la luz  vieron las páginas mientras ella les daba vuelta.

Los chicos se miraron con asombro. ¿Podría ser que estos los mismos libros que se les había dado hace un año? ¿Dónde estaban las páginas limpias, blancas, tan puras y hermosas como la nieve cuando recién cae? Aquí había una página con feos puntos negros y arañazos sobre ella; mientras que la página siguiente mostraba una pequeña imagen. Algunas páginas estaban decoradas con oro y plata y colores magníficos, otras con hermosas flores, y otras más con un arco iris del más suave y delicado brillo. Sin embargo, incluso en la más hermosa de las páginas habían manchas feas y arañazos.


LOS CHICOS MIRABAN ASOMBRADOS

Carl y Philip miraron al hada por fin.

"¿Quien hizo esto?" preguntaron. "Cada página era blanca y limpia mientras la abríamos; sin embargo, ahora ¡no hay un solo lugar en blanco en todo el libro!"

"Voy a explicarles algunas de las imágenes?" dijo el hada, sonriendo a los dos niños. "Mira, Philip, el aerosol de rosas floreció en esta página cuando dejaste que el bebé use tus juguetes, y este pájaro bonito, que se ve como si estuviera cantando con todas sus fuerzas, nunca habría estado en esta página, si no hubieras tratado de ser amable y agradable, el otro día, en lugar de pelear ".

"¿Pero que es esta mancha?" -preguntó Philip.

"Esto", dijo el Hada tristemente; "esto aprecio cuando dijiste una mentira un día, y esto cuando no te importó tu mama. Todas estas manchas y arañazos que se ven tan feas, tanto en tu libro como en el de Carl, aparecieron cuando se portaron mal. Cada cosa bonita en sus libros aparecieron en sus páginas cuando fueron buenos".

"Oh, si tan sólo pudiéramos tener los libros de nuevo!" dijo Carl y Philip.

"Eso no puede ser", dijo el Hada. "¡Vean! Están desactualizados para este año, y ahora deben regresar al librero del Padre Tiempo, pero les he traído a cada uno libros nuevos. Tal vez podrían hacerlos más hermosos que los anteriores."

Diciendo esto, ella se desvaneció, y los chicos se quedaron solos, pero cada uno tenía en la mano un libro nuevo abierto en la primera página.

Y en la parte posterior de cada libro fue escrito en letras de oro: "Para el Año Nuevo".


Emilie Poulsson
Estados Unidos, 1853-1939

Publicidad




¿QUIERES RECIBIR GRATIS EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Pon tu email aquí:

PorFeedBurner


Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue
El Hada de Año Nuevo Cuento de Emilie Poulsson El Hada de Año Nuevo Cuento de Emilie Poulsson Reviewed by Mercedes Balda on 18:06 Rating: 5

No hay comentarios:

Las imágenes de las plantillas son obra de sololos. Con la tecnología de Blogger.