El león y la grulla Fabula de la India


El leon y la grulla

Un bodhisattva nació en la región de Himavanta como una grulla blanca; en ese momento Brahmadatta reinaba en Benarés. Resultó que, mientras un león comía carne, un hueso se le quedó atascado en la garganta. La garganta se le hinchó y no podía comer nada; su sufrimiento era terrible. Una grulla que estaba posada en un árbol buscando comida, le preguntó al verlo:


—¿Qué te ocurre, amigo?

El león le contó lo que pasaba.

—Yo puedo librarte de ese hueso, amigo, pero no me atrevo a entrar en tu boca por miedo a que me comas.

—No tengas miedo. Si me salvas la vida, no te comeré.

—Muy bien —dijo la grulla, e hizo que el león se tumbara sobre su costado izquierdo. Pero, pensando para sí misma: «Quién sabe qué hará este tipo», colocó un pequeño palo entre sus dos mandíbulas para que el león no pudiera cerrar la boca, metió la cabeza en el interior de su garganta y golpeó un extremo del hueso con el pico, con lo cual se desprendió. Tan pronto como el hueso cayó, la grulla salió de la boca del león, golpeó el palo con el pico para soltarlo y se posó en una rama. El león se recuperó rápidamente y poco después estaba comiéndose a un búfalo que había matado cuando la grulla, pensando: «Voy a tantearlo», se posó en una rama cercana y le recitó esta primera estrofa:

«¡Rey de las Bestias! ¡Su Majestad!
Un servicio le hemos prestado
Y nos tiene que escuchar.
¿Qué recibiremos a cambio?».

En respuesta, el león recitó la segunda estrofa:

«Has estado entre mis dientes,
Aunque siempre estoy buscando presas.
Confórmate con seguir vivo
Pese a mis costumbres aviesas».

Entonces la grulla replicó con otras dos estrofas:

«Es incapaz de devolver el bien
Que le hicieron en el pasado.
Es un desagradecido.
Debí haberlo imaginado».

«Con mi evidente buena acción,
No he ganado su amistad.
Será mejor que me marche,
Sin arriesgar mi seguridad».

Y, tras decir esto, la grulla se marchó volando.

Y cuando el gran Maestro, el Buda Gautama, contaba esta historia, solía añadir: «Porque en aquel momento el león era Devadata, el Traidor, y la grulla blanca era yo mismo»






¿QUIERES RECIBIR GRATIS EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Pon tu email aquí:

PorFeedBurner


Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue
El león y la grulla Fabula de la India El león y la grulla Fabula de la India Reviewed by Mercedes Balda on 13:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.